jueves, 20 de septiembre de 2012

Zapatos con hormas similares

Foto: Óscar Cela

Fútbol combinativo a dos bandas a la vista. El Lugo visitará pasado mañana a un Recreativo de Huelva que sigue el ideario de La Masía. Sergi Barjuán asumió las riendas del decano del fútbol nacional recién salido de los juveniles del Barcelona. Dos ideas parecidas colisionarán en Andalucía.

Desterrados los pelotazos. Al Lugo le gusta construir desde su propia portería. Pero los sustos sufridos en las últimas temporadas, con goles llegados tras errores en la salida del balón, han propiciado que los rojiblancos despejen el cuero de manera ocasional si la situación lo requiere. El Recreativo va un paso más allá. Es muy difícil que el conjunto de Sergi Barjuán recurra a un pelotazo. «Incluso arriesgan más que nosotros», asegura Quique Setién, entrenador del Lugo.
Ambos, víctimas del Racing. La semana pasada, tanto el Lugo como el Recreativo cayeron a manos del Racing. Los rojiblancos lo hicieron en la Copa del Rey, en un choque en el que disfrutaron de la posesión, pero en el que chocaron de bruces con el planteamiento de Fabri en el Ángel Carro. Tres días más tarde, los cántabros tumbaron a los andaluces por 3-0 en un encuentro en que un error en la zaga del decano facilitó que Jairo abriese el melón. Pasado mañana, tocará reválida en El Nuevo Colombino.
Los onubenses solo han marcado en dos partidos. Muchas veces, la posesión del balón no se traduce en goles. El Lugo se doctoró en este apartado el sábado ante el Huesca, cuando, a pesar de rematar más de veinte veces a puerta, encontró las redes en dos ocasiones. No obstante, los rojiblancos han perforado el portal contrario en todas las jornadas. No así el Recreativo, que solo ha marcado contra el Mirandés (1-0) y el Murcia (3-2). Eso sí, en su estadio ha obtenido los seis puntos posibles.
Las zagas, bajo la lupa. El Recreativo y el Lugo exhibieron una baja contundencia defensiva en la última jornada. Los onubenses cayeron en El Sardinero después de que el Racing, que no tiró a puerta en la primera mitad, encarrilase el choque tras un error de entendimiento entre Vega y Alejandro. Los rojiblancos, por su parte, recogieron de las redes de su meta los cuatro tiros realizados por el Huesca.

La Voz de Galicia

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada